Peña Cultural

 

  Noticias
 

Concursos

 

Programa verano

 

Fiesta de Oficios 2018

 

 

Pueblo

  Historia
 

Monumentos

 

Museo

  Naturaleza
  Tradiciones
   
Cocina
Contacta
Fotos
Links
   
  Tapas 2015
  Tapas 2014
  Tapas 2013
  Tapas 2012
   
   
Ganador y accésit de la XLI edición del concurso de poesía “Espiga de Romanillos"
   
   
 
Cultivos y setas


Hay una gran variedad de setas y hongos en el término municipal de Romanillos, como no podría ser menos en una provincia con tanta tradición micológica. Y si la climatología ayuda, se pueden recoger algunas que son excelentes comestibles. Aunque, claro, también las hay “venenosas”.
Clasificadas según el hábitat, una relación de las comestibles puede ser la siguiente:

Pinar
Lactarius semisanguifluus y Lactarius deliciosus (Níscalo, rovelló). El níscalo tiene algunas variedades y creo haber recogido de las dos que relaciono, sobre todo de los primeros, que se distinguen del deliciosus por esas tonalidades verdes oscuras en el sombrero y el látex que cuando se corta la seta por la mitad y al oxidarse adquiere un color rojo vino. Se le considera de mejor calidad que el típico deliciosus.

Tricoloma terreum (ratón, negrilla):
Abunda en los pinares, con sabor muy característico que le da nombre a la especie.
Mucho cuidado: en la madera de pino en descomposición abunda la Galerina marginata, de sombrero pequeño, con láminas, sombrero y pie de color naranja-ocre. Ni tocarla: es mortal.

Tierra removida
Coprinus comatus (Barbuda): Se recogen solo ejemplares con el sombrero cerrado sobre el pie, antes de que se abran y de que ennegrezcan sus láminas. Excelente comestible pero que se conserva muy poco tiempo.
Campos, asociada al cardo corredor

Pleurotus eryngii (seta de cardo): Recibe el nombre por el cardo al que se asocia (eryngii). La seta de Castilla por antonomasia. Excelente comestible que se conserva muy bien y admite congelación.
Praderas y pastizales

Marasmius oreades (senderuela): Hay que recoger muchas por su pequeño tamaño, pero son deliciosas y se pueden desecar para luego rehidratarlas o hacer harina para dar sabor a los guisos. En caso de duda al identificarla, la senderuela tiene un pie recio que es difícil romper.

Agaricus campestris (champiñón silvestre), Agaricus arvensis (bola de nieve): difíciles de distinguir a veces cuando son ejemplares jóvenes. Cuidado con confundirlas cuando son jóvenes con alguna amanita, especialmente la Amanita virosa e incluso la phalloides. Las amanitas tienen las láminas blancas, anillo y volva en el pie. Estos “champiñones” aunque tienen anillo, no tienen volva y las láminas únicamente cuando son muy jóvenes son blancas, pues luego adquieren tonos desde rosa a marrón.

Langermania gigantea: Del tamaño de un balón , sin pie. Buen comestible cuando la carne es completamente blanca. Algunos recomiendan cortar rodajas sin arrancar la seta.En

Chopos:
Agrocybe Aegerita (seta de chopo): Crece sobre tocones de chopo cortados. Cuando son grandes y marrones tienen la carne bastante dura.

Paja:
Pleurotus ostreatus (seta de ostra): Se vende muy a menudo como seta de cardo, pero no tiene nada que ver. Sale en grupos sobre troncos y paja.
Seguro que hay muchas más, así que a ver quien se anima y completa esta relación. Y para disfrutarlas, que se incluyan recetas culinarias.No puede acabarse un texto sobre setas y hongos sin las habituales RECOMENDACIONES:
No recoger y consumir especies que desconocemos.
Cortar la seta sin arrancar el pie, salvo que necesitemos un ejemplar para distinguirla observando la volva o la forma completa del pie. No rastrillar.
Recoger las setas en cestas de mimbre o similar: en bolsas de plástico no solo se estropean antes sino que impide la caída de esporas y la formación de nuevos setales.

 
Peña Cultural Romanillos de Medinaceli - contacto@romanillosdemedinaceli.com - política de privacidad