Peña Cultural

 

  Noticias
 

Concursos

 

Programa verano

 

Fiesta de Oficios 2018

 

 

Pueblo

  Historia
 

Monumentos

 

Museo

  Naturaleza
  Tradiciones
   
Cocina
Contacta
Fotos
Links
   
  Tapas 2015
  Tapas 2014
  Tapas 2013
  Tapas 2012
   
   
Ganador y accésit de la XLI edición del concurso de poesía “Espiga de Romanillos"
   
   
 
 
Pueblo

Sobre una altitud de 1,146 metros sobre el nivel del mar, y en el extremo sur de la provincia de Soria, se halla enclavado Romanillos de Medinaceli.

Al sur Baraona y Pinilla del Olmo al norte, al este limita con Mezquetillas y con Torrecilla del Ducado, ya en tierras alcarreñas; y al oeste con Alpanseque.

Casal, médico que anduvo por estas tierras de Medinaceli escribió sobre Romanillos: «En el obispado de Sigüenza hay un poblado llamado Romanillos de Medina-Coeli, cuyos vecinos pasarán de ochenta. Enclavada en un suelo alto, llano, medianamente fértil, algo arenoso y frío, carece totalmente de ríos y lagunas; pero hay en su distrito bastantes fuentes de preciosas aguas, muy frías en el estío, y estación más caliente del verano. No se registra ni montaña ni collado veinte leguas de su circunferencia, que lo predomine; ni hay valle dentro de sus términos, que baje cien pasos. Tiene los árboles y montes suficientes para abasto de los vecinos, albergue de los ganados y recreo de la vista; pero no tan vecinos al pueblo, que lo asombren.

Su atmósfera es muy limpia, su hemisferio grande y dilatado; las mudanzas del tiempo pocas; y el despejo permanente. El temple se arrima más al frío que al calor; y más a la sequedad que a la humedad.

Los años de muchas lluvias suelen perderse los frutos; y al contrario, se crían muchos y buenos cuando llueve puramente lo preciso. Tiene suelos, con cerros y valles salitrosos, pero frescos, y que para dar fruto necesitan muchas aguas, de aquí que se estableciera en todo el país el refrán: "Lo que pide Romanillos, no lo vean sus vecinos".

De las yerbas que allí se crían ( aunque cortas, humildes y de poca hojarasca) sólo puedo decir, que según la fama común de los viajeros curiosos que corrieron todo el Reino de España, no se encuentran carnes tan frescas, y sazonadas, como la de los ganados que pastan en Romanilos y Baraona, que distan entre sí una legua».

 

 
Peña Cultural Romanillos de Medinaceli - contacto@romanillosdemedinaceli.com - política de privacidad