Peña Cultural

 

  Noticias
 

Concursos

 

Programa verano

 

Fiesta de Oficios 2012

 

 

Pueblo

  Historia
 

Monumentos

 

Museo

  Naturaleza
  Tradiciones
   
Cocina
Contacta
Fotos
Links
   
  Tapas 2015
  Tapas 2014
  Tapas 2013
  Tapas 2012
   
   
Fallo del XXXX Concurso de Poesía Espiga de Romanillos
   
   
 
 
Pueblo

Sobre una altitud de 1,146 metros sobre el nivel del mar, y en el extremo sur de la provincia de Soria, se halla enclavado Romanillos de Medinaceli.

Al sur Baraona y Pinilla del Olmo al norte, al este limita con Mezquetillas y con Torrecilla del Ducado, ya en tierras alcarreñas; y al oeste con Alpanseque.

Casal, médico que anduvo por estas tierras de Medinaceli escribió sobre Romanillos: «En el obispado de Sigüenza hay un poblado llamado Romanillos de Medina-Coeli, cuyos vecinos pasarán de ochenta. Enclavada en un suelo alto, llano, medianamente fértil, algo arenoso y frío, carece totalmente de ríos y lagunas; pero hay en su distrito bastantes fuentes de preciosas aguas, muy frías en el estío, y estación más caliente del verano. No se registra ni montaña ni collado veinte leguas de su circunferencia, que lo predomine; ni hay valle dentro de sus términos, que baje cien pasos. Tiene los árboles y montes suficientes para abasto de los vecinos, albergue de los ganados y recreo de la vista; pero no tan vecinos al pueblo, que lo asombren.

Su atmósfera es muy limpia, su hemisferio grande y dilatado; las mudanzas del tiempo pocas; y el despejo permanente. El temple se arrima más al frío que al calor; y más a la sequedad que a la humedad.

Los años de muchas lluvias suelen perderse los frutos; y al contrario, se crían muchos y buenos cuando llueve puramente lo preciso. Tiene suelos, con cerros y valles salitrosos, pero frescos, y que para dar fruto necesitan muchas aguas, de aquí que se estableciera en todo el país el refrán: "Lo que pide Romanillos, no lo vean sus vecinos".

De las yerbas que allí se crían ( aunque cortas, humildes y de poca hojarasca) sólo puedo decir, que según la fama común de los viajeros curiosos que corrieron todo el Reino de España, no se encuentran carnes tan frescas, y sazonadas, como la de los ganados que pastan en Romanilos y Baraona, que distan entre sí una legua».

 

 
Peña Cultural Romanillos de Medinaceli - contacto@romanillosdemedinaceli.com - política de privacidad